Categories

Categorías

Distribuidor Oficial

Distribuidor oficial Kaeser compresores

Tipos de adhesivos industriales y su clasificación

Tipos de adhesivos industriales y su clasificación

En el mercado industrial existen muchos tipos de adhesivos y químicos, por lo que hoy os traemos una sencilla clasificación para que os resulte más fácil saber su uso o aplicación y poder elegirlos correctamente.

Antes de nada, lo primero que haremos es definir qué es exactamente un adhesivo. Es aquella sustancia capaz de mantener unidas las superficies en contacto de dos sólidos, ya sean del mismo o distinto material; proporcionando la fuerza de atracción física necesaria entre las dos superficies. De esta manera, conseguimos unir dos piezas de una manera sencilla y rápida, con el simple gesto de aplicar un poco de producto. 

El éxito de los adhesivos en el mundo industrial se debe a su gran facilidad de unir dos elementos, además de que tienen la capacidad de no modificar las propiedades de los sustratos (los materiales a los cuales se adhiere el adhesivo) ni requiere modificar los componentes, como puede suceder con otras técnicas.

Actualmente, contamos con gran variedad de adhesivos en el mercado, por lo que puede resultarnos confuso su elección. Lo primero que debemos pensar es el tipo de material sobre el cual vamos a trabajar, ya que eso determinará el tipo de adhesivo a elegir. 

Tipos de adhesivos y clasificación 

Los adhesivos pueden provenir tanto de una fuente natural como sintética. Su función consiste en endurecer por evaporación de un disolvente o por reacciones químicas que ocurren entre dos o más componentes.

Podríamos decir que una desventaja de los adhesivos es que no forman un conjunto instantáneo, a diferencia de la mayoría de los otros procesos de unión, porque el adhesivo necesita tiempo para curar. 

En cuanto a los tipos de adhesivos y su clasificación podemos encontrarnos los siguientes:

  • Adhesivos de PVA (acetato de polivinilo). Es la clásica cola blanca. Resulta apropiada para las uniones entre maderas, así como también éstas con materiales porosos como el papel.

  • Adhesivos de urea formaldehído. Empleado en exteriores, pues  además de unir, sirve para rellenar cavidades.

  • Adhesivos de contacto. Derivados del caucho sintético, se denominan así, por el modo que actúan. De adherencia instantánea y de gran resistencia.

  • Adhesivos de PVC. Muy útiles para unir o reparar objetos fabricados en este material, como pueden ser tuberías.

  • Adhesivos de cianoacrilato. Son capaces de conseguir uniones con suma rapidez y en materiales muy diversos. Además, se requiere poca cantidad para realizar la unión, pero exigen que las superficies a unir estén limpias de polvo y grasa.

  • Resinas epóxidas. Exigen la mezcla de dos componentes; la resina y el endurecedor. Son muy efectivas y su campo de aplicación es muy amplio (metales, porcelanas, vidrio, plásticos, etc.) Proporcionan uniones resistentes al agua y a los aceites o grasas.

  • Acrílicos. Están formados por dos componentes, pero no se deben mezclar, sino aplicar cada uno de ellos a una de las dos superficies a unir. Su acción es inmediata.

  • Adhesivos de diluyentes. Es utilizado para la unión de materiales plásticos. En realidad, producen una soldadura, puesto que los diluyentes disuelven parcialmente ambas caras a unir, por lo que se exige un gran cuidado para no afectarlas demasiado.

  • Adhesivos de celulosa. Proporcionan uniones de gran resistencia, y soportan perfectamente el agua y el calor, son transparentes y secan con suma rapidez. Se usan para unir vidrio, porcelana y cerámica.

  • Gomas vegetales y pasas. Se componen fundamentalmente de almidones y dextrinas procedentes de vegetales. Suelen utilizarse casi exclusivamente para encolar papel y cartón.

Como ves, la variedad de adhesivos es muy amplia, así como también su aplicación. En la sección de adhesivos y químicos de nuestra web encontrarás diversos tipos. 

Dejar un comentario